Así fue el Taller de Street Photography en Madrid de diciembre del 2019

Los Talleres de Inmersión en la Street Photography son intensos. Con un grupo reducido de 6 personas máximo, entramos en el caos urbano para encontrar la voz de cada uno de los asistentes. Pero al mismo tiempo es emocionante, divertido, perfecto para entender el ritmo, la luz, la composición en un entorno incontrolable. Una experiencia perfecta para avanzar en este y en cualquier otro estilo fotográfico, ya que la calle es un todo.

Madrid es una ciudad a la que me encanta ir a fotografiar. He paseado por sus calles en muchas ocasiones y en cada una de ellas encuentro situaciones interesantes y diferentes. En esta ocasión, cerramos el 2019 con un taller muy interesante junto a 6 fotógrafos con mucho entusiasmo y ganas de aprender cosas nuevas. Con ese nivel de personas a mi lado, es fácil que todo salga “a pedir de boca”.

Tras un primer encuentro alrededor de una taza de café caliente, comenzamos nuestra andadura por diversas calles y barrios céntricos practicando técnicas y comprobando como cambia la historia cuando vas pasando por distintos momentos de luz. Este es siempre uno de mis objetivos primordiales, que el grupo entienda bien la luz y cómo usarla en nuestro beneficio. No es buena idea disparar tu foto sin pensar en ella, obnubilado por un sujeto interesante o una composición bonita. Si no tienes en cuenta tu principal herramienta como fotógrafo siempre vas a notas que les falta algo a tus fotografías.

Lo que no puedo dejar de mencionar es que si algo tienen las grandes ciudades en diciembre es una cantidad excesiva de gente en sus calles. Y más cuando hablamos de Madrid, una de las más populosas de Europa. Aquí tuvimos que hacer un ejercicio de orden y composición complicado, que sin embargo nos ofreció situaciones muy distintas y satisfactorias para encontrar orden y armonía en donde un ojo poco entrando solo vería caos.

Lo bonito del invierno es que se hace de noche a media tarde, y tras hacer un ejercicio de revelado con algunas de las fotos de los asistentes, proseguimos nuestra andadura a través de las calles iluminadas por la luz artificial de la ciudad. La noche había hecho presencia y nos dio la posibilidad de trabajar con ella, algo muy excitante y diferente para varios de los asistentes al taller del pasado fin de semana.

Todas las fotografías fueron tomadas con una Fujifilm X-T2 junto a mi Fujinon 23mm f2 WR

Próximos talleres del 2020


Haz click en el curso que te interese y encuentra más información y la reserva de tu plaza



Publicado por Rober Tomás

Fotógrafo y formador de Zaragoza.