Descartar fotos es doloroso pero necesario

Cuando salimos a hacer fotos, por placer o por trabajo, nos encontramos con una gran cantidad de imágenes en bruto para editar. Y cuando hablo de editar, estoy hablando de seleccionar las que realmente nos van a servir para realizar los ajustes necesarios que las revelarán como necesitamos. Y aquí viene uno de los puntos claves.

No ver la realidad de una foto es algo que me ha ocurrido mil veces, y me sigue sucediendo. Estas fotos nos gustan a primera vista, en parte porque la hemos hecho nosotros y sabemos lo que nos ha costado, pero que es probable que no sean visualmente potentes para el espectador. Dicho fríamente, son fotos que no aportan nada, se convierten en meros ejercicios.

Cuando estamos perfeccionando la técnica, probando nuevos ajustes en nuestra cámara, nuevos objetivos, puntos de vista diferentes…, llenamos la tarjeta de memoria sin darnos cuenta que la mayoría de fotos pueden empobrecer nuestro portfolio peligrosamente. Tenemos que dejarlas reposar y seleccionar las mejores atendiendo al verdadero valor que tienen. Es muy difícil, y en ocasiones doloroso, pero a la larga es lo que nos convertirá en mejores fotógrafos. No es necesario llenar nuestros perfiles y portfolios con cientos de imágenes, solo es necesario mostrar unas pocas decenas realmente impactantes.

Hay que entrenar el ojo, y nuestra fototeca la tenemos muy a mano. Vamos a analizar nuestras últimas fotos y vamos a ver cuáles mostraríamos y cuáles no, pese a que pueden estar perfectamente nítidas y expuestas. En muchas ocasiones, eso es lo de menos.

Salimos al monte a hacer fotos de paisajes

Clase práctica total para hacer mejores fotos de paisajes. Me he levantado temprano sabiendo que a primeras horas la luz es mucho mejor para este tipo de fotografía. Y este ha sido el resultado.

Cámara: Nikon D5300

Objetivo: Tamron 17-50mm

Podéis subir al grupo de Flickr La Photoweek de Youtube hasta 7 fotos por semana con tema libre, el viernes, escogemos la mejor 😉
Rober Tomás, Fotografo de Zaragoza