¿Qué cámara comprar? Fujifilm X-S10 frente a la Fujifilm X-E4 y la Fujifilm X-T30

La gama media alta de Fujifilm se ha convertido en un lugar extremadamente competitivo. Sus cámaras ya no solo compiten con las equivalente en Sony, Nikon, Canon u Olympus, sino que este año 2021 se han enfrascado en una guerra entre sí. No voy a entrar tanto en detalles técnicos como el nicho o el tipo de fotógrafos a los que están dirigidas, aunque las características técnicas las incluiré al final de este artículo. Pero veréis que no hay tanta diferencia, salvo matices que hacen que la decisión de compra se incline para uno y otro tipo de fotógrafo.

La que más tiempo lleva en el mercado, la Fujifilm X-T30, es una cámara válida para cualquier fotógrafo que requiera de un equipo más pequeño, ligero y capaz de rendir en situaciones de lo más diversas.

Es una cámara que recomendaría para todo aquel a quien sólo le interese la fotografía y no tanto el video, aunque no es coja en este aspecto. A quien le guste un formato estilo réflex, con el visor centrado, y que disfrute tanto de objetivo zoom como de focales fijas de Fujinon. En resumen, quien necesite una cámara para todo y que quiera llevársela a cualquier lado sin cargar una mochila pesada a cuestas.

La Fujifilm X-S10 ha sido un lanzamiento reciente de finales del 2020. Es una cámara muy pensada para quien haga una transición desde equipos réflex, ya que los controles, aunque tremendamente personalizables, hacen que acostumbrarse a ella desde equipos con espejo sea más sencillo que en otras cámara de Fujifilm. El gran valor de esta cámara es su sensor estabilizado, su pequeño tamaño y su fantástico agarre. Tiene unas características perfectas para grabar video de gran calidad, además de una pantalla abatible mucho más usable para estos trabajos.

Es una cámara que recomendaría a cualquier fotógrafo que tenga la grabación de video como parte importante de su actividad creativa. Que quiera una cámara ligera para grabaciones y fotos más de cada día, sin tener que llevar siempre el equipo pesado a cuestas. Echa un vistazo a la serie de videos que hice sobre ella.

La Fujifilm X-E4 es la última y más reciente cámara de la serie X de Fujifilm. Es una cámara más de nicho que las otras dos, siendo heredera de la X-Pro3, cámaras con estilo telemétrico (con el visor en el lateral) muy orientadas a la Street Photography o a la fotografía de reportaje. Una de las novedades interesantes es que cuenta con una pantalla posterior abatible, y una mejor calidad en su visor EVF.

Aunque no cuenta con visor óptico (OVF) como sus primas la Fujifilm X100V y la XPro3, su pequeño tamaño, su minimalismo en botones y su rapidez de enfoque, la convierten en una cámara perfecta para cualquier fotógrafo de calle a quien no le interese la grabación de video (aunque la pantalla se gira 180º, perfecto para vloggers)

En resumen, en mi opinión, la Fujifilm X-T30 es una cámara pequeña y capaz, que sin estar especializada en nada es la más polivalente. La Fujifilm X-S10 tiene un plus para el aficionado al video. Y la Fujifilm X-E4 es una cámara pequeña para el fotógrafo de calle. Dependiendo de tu fotografía, estas son las claves para elegir entre una y otra.

Publicado por Rober Tomás

Fotógrafo y formador de Zaragoza.

A %d blogueros les gusta esto: