Hacer cursos de fotografía o comprar nuevo equipo, esa es la cuestión

Comprar nuevo equipo es divertido. Nos mantiene ocupados durante ese tiempo indeterminado que gastamos mirando (o leyendo) reviews y opiniones. Pasamos horas haciendo comparativas, preguntando a amigos o compañeros, llenándonos los ojos de lo que podremos hacer con ese nuevo material. Y luego lo compramos. En ningún momento del proceso nos planteamos nada más que dónde lo encontraremos más barato. No se nos ocurre pensar, ni consideramos necesario, formarnos en cursos y talleres de fotografía porque “a nosotros no nos hace falta que para eso nos compramos lo mejor”.

Te diré que depende de la persona, pero suele durar un día o dos ese momento de euforia y de sentir que vas a reinventar la fotografía posterior a la llegada a casa del equipo nuevo. Luego te das cuenta, en innumerables ocasiones, que poco o nada ha cambiado y que en los peores casos, el flamante nuevo equipo se queda arrinconado en el armario de los cachibaches.

cursos y talleres de fotografía nocturnos con Rober Tomas en Barcelona

El equipo es importante, sí. Pero hay que saber que el equipo no nos HACE ser mejores fotógrafos, nos AYUDA a serlo. Nada más y nada menos. Si no contamos con una base, unos conocimientos, un trabajo previo personal, ni la mejor cámara o la lente más luminosa del mundo conseguirá que emocionemos a nadie con nuestras fotografías.

cursos y talleres de fotografía con Rober Toamas en Barcelona

Si te gusta la fotografía y de verdad quieres disfrutar de ella, al nivel que sea, prueba a realizar un taller o curso de fotografía. Obviamente te recomiendo los que yo organizo, pero si lo prefieres, busca un profesional que encaje con tu forma de entender la fotografía y prueba. Te puedo asegurar que aprender con tu actual equipo con alguien que te guíe, te explique, te haga ver la fotografía de otra forma distinta, te enriquecerá mucho más y conseguirás sentirte mejor con tus imágenes. Y lo mejor, es que si ya has comprado equipo y te sientes algo abrumado con él, todavía puedes sacarle provecho dejando que un profesional de la fotografía te oriente y te muestre cómo sacarle todo el partido.

Esto te lo cuento porque a mí me ha ocurrido, siempre hablo sobre mi propia experiencia. Pese a los años que ya llevaba dedicado al mundo audiovisual y de la imagen, mi visión cambió totalmente al comenzar a realizar cursos con otros fotógrafos que me ayudaron a repensar las cosas, a entender otras técnicas y a revisar mis planteamientos como creador de imágenes. Pero, como todo, es una mera cuestión personal, y hay tiempo para todo.

Comprar nuevo equipo es divertido. Lo sabemos, tú y yo. Nos gusta y no dejaremos de hacerlo, pero prueba a formarte mejor y luego reflexiona. ¿Qué te ha ayudado más a sentirte mejor fotógrafo?

 

Anuncios